La pizarra digital

Con la Pizarra Digital introducimos internet en el aula

La Pizarra Digital consiste en un ordenador conectado a un videoproyector, que muestra la señal de dicho ordenador sobre una superficie lisa , sensible al tacto o no, desde la que se puede controlar el ordenador, hacer anotaciones manuscritas sobre cualquier imagen proyectada,  guardarlas, imprimirlas, enviarlas por correo electrónico y exportarlas a diversos formatos.






La principal función de la pizarra es controlar el ordenador mediante esta superficie con un bolígrafo, el dedo -en algunos casos- u otro dispositivo como si de un ratón se tratara. Es lo que ofrece interactividad con la imagen y lo que lo diferencia de una pizarra digital normal (ordenador + proyector).



La pizarra digital permite proyectar y comentar en las clases cualquier documento o trabajo realizado por los profesores o los estudiantes, y realmente es una ventana por la que entran en el aula todos los recursos educativos que nos proporciona Internet. El uso de la pizarra digital resulta extremadamente sencillo: no se requieren más conocimientos informáticos que saber usar un ordenador y navegar por Internet.

Con la pizarra digital, profesores y alumnos pueden visualizar y comentar en grupo toda la información disponible en Internet u otra información que tengan a su alcance: documentos y fotografías digitalizadas, CD, presentaciones multimedia, vídeos, etc.

La pizarra digital representa una notable renovación de las metodologías docentes y de los procesos de enseñanza y aprendizaje e incrementa la motivación de los estudiantes

Posibilita que las clases sean más dinámicas, vistosas y audiovisuales, facilitando a los estudiantes el seguimiento de las explicaciones del profesor. Los alumnos están más atentos, motivados e interesados por las asignaturas, los temas que se tratan en clase se aproximan más a sus experiencias previas y sus intereses. Los alumnos tienen un papel más activo en las actividades de clase, participan más, tienen mayor autonomía. La clase deja de centrarse en el profesor y el foco pasa a estar en los alumnos.

Las posibilidades de la pizarra digital para innovar, motivar a los estudiantes, promover un aprendizaje más significativo, comprender y adecuarse a la diversidad tanto social como cultural de los alumnos, etc.,  son innumerables.

Las posibilidades de utilización y de aprovechamiento didáctico de la pizarra digital en el aula son muchas, tal y como se muestra en los ejemplos siguientes:

apoya a las explicaciones del profesorado proyectando páginas web y otros materiales digitales que ofrezcan

■ para realizar los estudiantes una presentación pública, pueden buscar materiales en Internet y otros recursos relacionados con estas temáticas y presentarlos a sus compañeros El papel del profesor será el de escuchar, colaborar ,corregir o completar las explicaciones de los alumnos.

el profesor puede encargar a los estudiantes la realización de trabajos conjuntos en formato de página web o de presentación multimedia, y, posteriormente, dedicar una clase a que cada grupo presente a los demás el trabajo realizado.

uso conjunto del profesor y los estudiantes para presentar y comentar información y para llevar a cabo tareas colectivas y colaborativas o llevarse a cabo debates sobre temas que interesen a los alumnos o formen parte del currículo de la asignatura

Mediante el uso de la pizarra digital queremos desarrollar un tipo de enseñanza:

• lo más contextualizada e individualizada posible
centrada en la actividad colaborativa de los alumnos
• promoviendo su interacción con múltiples actividades y recursos

El profesor deja de ser el principal transmisor de información para sus alumnos y se convierte en mediador, intermediario entre la cultura y los estudiantes

Las pizarras digitales que además del ordenador y el video-proyector disponen de un tablero interactivo se denominan pizarras digitales interactivas. Permiten escribir directamente sobre ellas y controlar los programas informáticos con un puntero. Es más cómoda e inmediata y no se pierde en contacto visual con los estudiantes.

Como conclusión se puede decir que el uso de la pizarra digital en el aula tiene una serie innumerable de ventajas y hasta ahora, tras el análisis exhaustivo de este tipo de plataforma de aprendizaje, solo le he encontrado una desventaja: la posibilidad de una avería en el hardware o un corte de luz, ambos casos ajenos a la intervención de alumnos y profesores.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada